Educación·Literatura

Libros que funcionan en secundaria: Hermano en la Tierra, de Robert Swindells.

Cuando dejo lecturas para mis estudiantes, procuro que éstas sean un reto para ellos.  La idea de dejarles obras sencillas o que sean “felices” me causa algo de escozor: ¿Para qué los mando a leer una historia de finales predecibles, princesas encantadas y un “vivieron felices para siempre”?  Para eso ya tienen bastante con Disney y la abrumadora cantidad de Chick Flicks que existen.

Por eso pido que lean cosas como Hermano en la Tierra.

Nunca olvidaré como muchos de mis alumnos me dijeron que odiaron el libro, a lo que respondí con una pregunta: ¿Por qué razón?

—¡Es espantoso! ¡Todo sale mal en el libro! ¡Es.. así como… aaah! ¡Horrible! —me decía una chica de trenzas rubias y ojos grises ya empañados con las lágrimas.

—Ajá… —le respondí—, ¿y por qué crees que es horrible?

—Pues… pues… —tartamudeaba, a leguas se veía que estaba sufriendo con los recuerdos de la historia— ¡No, es que… no puede ser! ¡Nunca debemos llegar a algo así! ¡Por qué no disfrutamos la vida y valoramos lo que tenemos! —terminó.

Y sí, así me di cuenta que Robert Swindells logró lo que se propuso: mostrarnos el horror al que podríamos llegar ante un holocausto nuclear.

Algo que me sorprendió es que a la generación de mis alumnos —todos nacidos después del año 2000— pareciera ya no preocuparles en absoluto la posibilidad de que se desatara una guerra nuclear.  Los miedos de la generación de nuestros padres ya no son los nuestros, han sido sustituidos por el del holocausto zombi, la guerra contra el narco, el secuestro y otras formas de la violencia en nuestra nación.

Aun así, Hermano en la Tierra tiene fuerza. Se trata de una novela juvenil que enfrenta a los lectores a una situación extrema y que, aunque tiene algunos elementos que nos parecerían ahora ya lugares comunes en una historia sobre un holocausto, resultan enriquecedores para los jóvenes lectores.  Con la guía adecuada del maestro, este texto podría hacerlos reflexionar sobre la responsabilidad social, la hermandad y la supervivencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s