¡Hagamos crecer el hobby! FATE Accelerated

Nuestro hobby tiene ya poco más de 40 años de existencia, y desde la primera edición de Dungeons & Dragons (1977) hasta hoy, cientos (¿miles?) de jugadores se han divertido en grande creando historias cooperativas sobre aventureros cazadragones, vampiros que conspiran en las sombras para obtener el poder absoluto, luchas de superhéroes contra supervillanos y hackers contra mega corporaciones, entre otros cientos de escenarios más.

     Esta época es un gran momento para ser jugador de rol.  El refinamiento y dedicación de los diseñadores nos ha entregado sistemas increíblemente elegantes como la última edición de Dungeons & Dragons  (que a mí me gusta llamarle Dungeons & Dragons All Stars, pero sobre eso hablaré en otro post); en otro esquema,  Pathfinder se erigió como una de las mejores  versiones del sistema  d20 3.X; y como cereza del pastel, tenemos el relanzamiento de World of Darkness, una de las líneas más populares de los noventas, con todas las ediciones del 20° aniversario.

    Aun con todas estos elementos maravillosos (que en gran medida apelan a la nostalgia), siempre existe el predicamento de cómo introducir gente nueva a nuestro pasatiempo.  La comunidad rolera continúa creciendo, y para muchos es una gran satisfacción traer newbies a este rollo. Con esto en mente, realizaré una serie de publicaciones en las que hablaré de varios juegos que considero que son ideales para dar a conocer a novatos qué son los juegos de rol.

FAE-Bookcover_300x450

Fate Accelerated es una versión mucho más pequeña de FATE Core.  Con tan sólo 50 páginas, este sistema es excelente para jugarlo con niños o con personas que no tienen ni idea de qué es un juego de rol. Además, el juego lo puedes obtener DE MANERA GRATUITA en la página de los creadores:  Da click aquí —>  Evil Hat Studios.

     Accelerated no tiene ningún escenario predeterminado, sino que motiva a los Directores de juego y a los jugadores a pensar en qué historia quieren jugar. Del mismo modo, el sistema no se basa en procesos numéricos complicados (Pathfinder *cof* *cof*), sino que se enfoca mucho en qué tipo de personaje quieres jugar.  La parte más importante de tu personaje son los Aspectos del mismo, que son su Concepto base, su Problema y otros dos Aspectos que ayuden a definir su personalidad.  Estos elementos pueden ser invocados por el Director de juego o incluso los otros jugadores para otorgar bonos a la resolución de las acciones.

     Sobre este último punto, a diferencia de FATE Core que maneja un sistema de habilidades (skills), Accelerated utiliza el método de “aproximaciones” a los retos en la historia (approaches). Esto es:  ¿de qué manera tu personaje resuelve las cosas?

      Hay seis maneras distintas de aproximarse las acciones:

  • Careful (Cuidadoso)
  • Clever   (Inteligente)  
  • Flashy  (Ostentoso o “Con estilo”)
  • Forceful (Enérgico/Poderoso/Contundente)
  • Quick     (Rápido)
  • Sneaky  (Escurridizo)

     Cada personaje elije una aproximación como Buena (bono de +3), dos acciones Aceptables (+2), dos Promedio (+1) y una Mediocre (+0).  Al momento de tirar los dados para saber si se es exitoso en la acción, se le suma el bono del acercamiento que elegiste.  Si tu resultado es igual o mayor a la dificultad dada por el Director de juego, tienes éxito.  De lo contrario, fallas.

     La escalera de dificultades para las acciones es la siguiente: +8 Legendario, +7 Épico, +6 Fantástico, +5 Estupendo, +4 Genial, +3 Bueno, +2 Aceptable, +1 Promedio, +0 Mediocre, -1 Pobre, -2 Terrible

     ¿Qué dados se tiran en este sistema?  Puedes utilizar dados normales de seis caras.  Si te llegara a gustar mucho el sistema o eres obsesivo como yo, puedes comprar los dados oficiales de FATE.   Da click —> aquí.

Eldritch Dice

     Los dados tienen dos caras con signo positivo (+), dos con signo negativo (-) y dos en blanco.  Con dados comunes de seis caras, el 1 y el 2 equivaldrían a (-), 3 y 4  (   ), 5 y 6 (+). Siempre se tiran cuatro dados, que te darán un resultado entre -4 y +4.  A esto se le suma la Aproximación que estés utilizando.

      Un ejemplo: Tu personaje, Marcus McFin -un hacker que busca derrocar el orden establecido- ha accedido al servidor central de una megacorporación y quiere pasar su seguridad.  El Director del juego sabe que lograrlo es muy difícil y que necesita un resultado de +4 (Genial) para tener éxito.  McFin hará esto de una manera Cuidadosa, Aproximación en la que tiene +3 a sus tiradas.  Tira los cuatro dados y éste es el resultado:

           (-) (   )  (-) (+) = -1

                                          +3 Cuidadoso

                                  _________

Resultado:                     +2          ¡McFin falla!

     Es este momento en el que el uso de los Aspectos de tu personaje tienen importancia.  Uno de los Aspectos de McFin es su computadora, y dice: “Mi computadora siempre tiene la mejor tecnología.” El jugador que controla al hacker puede invocar este Aspecto y gastar uno de sus FATE points para ganar un bono de +2 a tu tirada y así convertir ese fracaso en un éxito.   Al inicio del juego, todos los jugadores comienzan con un número determinado de FATE points, mismos que pueden aumentar durante la sesión si aceptas que el Director de juego o cualquiera de los jugadores te obligue a comportarte de alguna manera relacionada con tus Aspectos.

Veredicto final

FATE Accelerated es un sistema muy sencillo que permite a personas nuevas saber de qué se tratan los juegos de rol. Puedes jugarlo utilizando los dados de seis caras comunes a la mayoría de los juegos de mesa y sus sistema de habilidades es muy práctico y fácil de aprender.  Un sistema que es muy interesante es el de Stunts (del cual no hablé en esta reseña), que te permite darle un uso especial a tus Aproximaciones.

    Pese a que este es un excelente juego para no iniciados, no recomiendo a los novatos aprender con este manual por sí mismos.  Es ideal para que un Director de juego que ya sabe lo que está haciendo introduzca a nuevos jugadores, pero la falta de un ejemplo de juego en el manual puede confundir a quien no tiene idea de qué se trata el hobby.

     Para cualquier duda, aclaración o reclamo pueden escribirme a gabo@calabozosyescritores.com

Cómo realizar las lecturas para tu clase de literatura y no morir en el intento.

_ICT2283-01

Seguro muchos recordarán cuando su profesor de literatura decía en voz alta, cuando ha sonado el timbre de fin de clase: “–¡Recuerden que el examen de lectura es el día de mañana! ¡Por favor no olviden traer su libro y sus fichas de resumen!”.

“Dios me ayude”, piensas. No has leído nada. Recuerdas que en algún momento tu madre te mostró el libro, ella lo había comprado, pero éste pasó todo el mes recogiendo el polvo de tu escritorio. ¡Incluso tiene todavía el plástico! Ahora te encuentras con un gran problema puesnecesitas pasar tu examen de lectura. ¡Y la novela es de 350 páginas! Haces cuentas, y piensas que, si lees a un ritmo de 70 páginas por hora, podrías acabar cerca de las 8 de la noche, ¿cierto?

Da la hora pensada y tú no has llegado ni a la mitad. Estás perdido, seguramente no pasarás el examen de mañana y reprobarás el bimestre.

Lo anterior no tiene que ocurrir. Con las herramientas correctas, organización, constancia y, sobre todo, paciencia, puedes terminar tus lecturas a tiempo. Es más, ¡incluso podrías llegar a disfrutarlas! Dicho lo anterior, te explico cómo realizar las lecturas para tu clase de literatura y no morir en el intento.

  1. Consigue el texto.

Suena bastante obvio pero es muy importante. Muchos estudiantes no terminan sus lecturas porque no consiguen ese libro que su maestro les ha dicho que deben de comprar cuanto antes. En cuanto el profesor te diga que te hagas con el libro, obtenlo. Cuánto más tiempo dejes pasar, te será más difícil terminarlo.

Ya que tengas el texto, hojéalo. Date una idea de qué trata y cuántas páginas tiene. No tengas miedo si te das cuenta que es una novela de 700 páginas. Con organización y dedicación, la terminarás sin problemas.

  1. Determina cuánto tiempo tienes para leerlo.

Consulta la fecha que te ha dado el profesor para el examen. Si no la tienes aún, pide que te la de (siempre de manera educada, por favor, a los profesores de literatura siempre nos agrada eso). Con la fecha en mente, haz la cuenta de cuánto tiempo tienes para leerlo.

  1. Decide qué días dedicarás a la lectura y sé realista.

Con la fecha límite en mente, decide qué días puedes ponerte a leer. Quizás tengas que ir a tu clase de karate todos los lunes y miércoles después del colegio, por lo que no te sentirás con muchas ganas para tareas de literatura cuando regreses a casa. Elige los días de la semana que en verdad puedas dedicarte a esta actividad. Piensa que estarás leyendo alrededor de dos horas por sesión. Si puedes dedicarle los martes, jueves y domingos a la lectura del libro y tienes 4 semanas antes de que tengas que terminarlo, tendrás 12 sesiones de lectura (3 por semana).

  1. ¡Divide el libro!

Divide el número de páginas del libro entre la cantidad de días que tienes para leerlo. Supongamos que el texto que te ha dejado el profesor es de 250 páginas; si tendrás 12 sesiones de lectura, esto querrá decir que deberás leer 20 páginas por sesión (250/12= 20). También podrías hacer esta división por capítulos.

  1. Elige tu lugar de lectura.

Recomiendo que leas en un estudio o un cuarto especial para ello, nunca en tu habitación y mucho menos en la cama. Hacerlo en tu propia recámara te dará un exceso de comodidad y podrías perder la concentración en la lectura; leer en la cama causa sueño, así que lo mejor es tener un lugar ventilado y tranquilo, con una silla o sillón cómodo.

  1. ¡Respeta tus tiempos!

Si ese día Juanito tu amigo te suplica que lo acompañes a ver a Marisol, la niña que le gusta, porque se pone nervioso y necesita de tu apoyo, dile que lo harás hasta que termines de leer. Puede sonar duro, pero si no respetas tus compromisos, nadie más lo hará. Cumple con tus sesiones de lectura y logra el objetivo páginas o capítulos que te has propuesto. ¡Logra la meta!

  1. Aléjate de la computadora y tu smartphone como de la peste.

Un clásico error de los estudiantes hoy en día es que realizan sus deberes con la computadora o el celular a un lado, lo que los lleva a ver su programa favorito, las redes sociales o el Whats App. ¡Hacen cualquier cosa menos lo que habían decidido hacer! Evita las distracciones, apaga tu celular o la computadora y dedícate a leer.

  1. Ten las herramientas a la mano.

Para una buena lectura necesitarás un diccionario, una pluma y tarjetas blancas o un cuaderno. El primero te servirá para buscar las palabras que desconozcas y así comprender mejor la lectura; las otras dos herramientas te servirán para anotar cosas que quieras recordar después.

  1. Si tienes mala memoria, lleva un registro de personajes.

Una excelente recomendación es registrar el nombre de los personajes y una breve descripción de ellos: así no perderás detalles sobre la trama y cuando el nombre de algún personaje que no había sido mencionado durante muchas páginas aparezca de nuevo, tendrás una idea de quién es. También puedes anotar elementos importantes de la narración para que no los olvides; incluso puedes escribir tus propias opiniones sobre el texto (esto es algo que los profesores de literatura estamos muy interesados en escuchar).

  1. Al finalizar la lectura, relee tus fichas o apuntes.

Llega tu última sesión de trabajo y por fin has terminado el libro. ¡Es el momento de repasar! Da una revisión ágil a tus fichas para recordar elementos de la trama. Ve tus opiniones sobre el libro y considera si han cambiado. Este es tu momento de triunfo, ¡has terminado la lectura!

He aquí pues un método para realizar las lecturas para tu clase de literatura (aunque bien puede aplicarse a cualquier tipo de lectura). Espero que te resulte útil. Recuerda que debes sentirte cómodo al leer: no pienses en esta actividad como una carga, sino como una más de las cosas que realizas en tu vida diaria.

Para cualquier duda o si quieres que hable de algún tema en particular, puedes contactarme a través de mi correo electrónico gabo@calabozosyescritores.com.

Si te gustó la publicación, compártela😀.

Cómo organizar una partida de rol sin fracasar

Típica situación: tienes muchísimas ganas de organizar una partida de rol con tus amigos pues te enteraste de que salió la última edición de Dungeons & Dragons y ahora te mueres por probarla; o tal vez llevas años con la idea de una campaña de Werewolf: The Apocalypse en la cabeza y por una u otra razón no has podido juntar a suficiente gente para comenzar. Los entiendo, he estado en la misma situación. Aquí les daré algunos consejos que me han ayudado a organizar mis partidas de rol sin fracasar.

file000299851696

  • Contacta personas que estén dispuestas a jugar de manera constante.

Aunque nos encanta jugar con nuestros amigos roleros de toda la vida, es común que estos por su vida laboral o social no puedan comprometerse con una crónica o campaña. ¡No desesperen!  Hay muchas formas de conocer y contactar gente nueva que esté buscando un grupo de rol y que sea constante. Publiquen un anuncio en Facebook o Twitter para reclutar jugadores y recuerden que en su localidad seguramente hay grupos de jugadores dispuestos a comenzar una crónica.

 

  • Establezcan fechas y horarios realistas.  Sean constantes.

Si eres joven y estudiante seguramente te será más fácil establecer con tu grupo un día para jugar. Sin embargo, si ya eres una persona con obligaciones laborales o familiares será más difícil encontrar espacio en tu agenda. ¡Ten calma!  Lo ideal es encontrar un día y horario que le acomode a la mayoría; créanme, cada tres semanas los lunes a las 5:00 a.m. dista mucho de ser un horario cómodo. Lo ideal sería jugar cada semana. Además, conozco muchos grupos que cancelan sus partidas porque una persona no puede; es preferible que ese alguien trate de acoplarse al horario de los demás o que falte una sesión a que se cancele la partida. La constancia con las sesiones de juego es uno de los ingredientes principales de campañas memorables. 

 
 

  • Si eres el director de juego o Game Master, prepara bien tu sesión.

Llega el día y la hora, por fin se juntarán los aventureros para adentrarse en Undermountain, uno de los calabozos más grandes y peligrosos de todo Faerûn… y en ese momento te das cuenta que tu narrador no ha leído bien la aventura y se nota que está leyendo y preparando todo en ese momento.  Estimados narradores: ¡Hagan su tarea!  Si se comprometen a dirigir, lo mínimo indispensable es tener leída o preparada la aventura, además de conocer bien las reglas.  Sobre técnicas narrativas, consejos para mantener a tus jugadores atentos y creación de material platicaremos en otro post.

Capes Treasures

Foto cortesía de Capes Treasures (Flickr)

 

  • Respeta el tiempo de todos, sé puntual y compra las botanas antes de empezar.

Esperar a los demás por un atraso injustificado es molesto. Sé de muchos grupos de rol que se citan a cierta hora y empiezan a jugar hasta 3 o 4 horas después. ¿Por qué? Resulta que Paquito, que juega al guerrero, apenas va saliendo de su casa; luego, justo cuando el Game Master está empezando a narrar, a Alex -amigo de Paquito- se le ocurre salir a la tienda por refrescos y papas. Por favor,  no malgastes tiempo que se podría emplear en matar dragones. Sí, es un juego, pero es también una actividad que compartes con un grupo. Llega a tiempo para que todos puedan pasarla bien.

  

  • Si eres jugador, pon atención a la historia, no a tu smartphone.

Entiendo que mantener la atención en cualquier cosa por mucho tiempo va más allá de las posibilidades de la mayoría, de ahí que nos distraigamos en Facebook o Twitter. No obstante, si el Narrador te dice “Es tu turno, ¿qué haces?” y tú no tienes ni idea de qué está pasando en la historia o combate, estás afectando el juego. Métete en la narración y mantente alerta. Después de todo, viniste a jugar, ¿no?

 

  • Ante todo, ¡diviértete y disfruta el hobby!

Nunca hay que olvidar que la razón por la que nos reunimos a contar historias y tirar dados es porque nos divierte.

Les deseo a todos partidas memorables. ¡Hasta pronto!